MoralesArias Abogados

Decretos 560 y 772 de 2020 sobre insolvencia económica empresarial

Decretos 560 y 772 de 2006 sobre insolvencia económica empresarial

Con ocasión de la emergencia económica, social y ecológica Decretada por el Gobierno Nacional a causa del covid-19, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo expidió el Decreto 560 el pasado 15 de abril, mediante el cual establece un Régimen de Insolvencia transitorio por 2 años, autónomo y diferente al procedimiento tradicional de la Ley 1116 de 2006, aplicable a las empresas afectadas con la emergencia decretada por el Gobierno.

La finalidad del Decreto 560, al igual que la de la Ley 1116 de 2006, es la de preservar empresas, empleos y proteger el crédito, pero mediante un trámite más expedito a través de la negociación de emergencia de acuerdos de reorganización y el procedimiento de recuperación empresarial en las Cámaras de Comercio, en un término de 3 meses desde su admisión, así como implementación de mecanismos que facilitan la realización de estos acuerdos, sumado a algunos beneficios tributarios y la garantía de que su patrimonio no se vea agredido por demandas ejecutivas o de cobro desde el momento de la admisión al proceso, con el fin de afrontar eficazmente la crisis empresarial generada por el Covid-19 y está dirigido a las personas naturales comerciantes y a las empresas o sociedades no excluidas de la aplicación del mismo, sucursales de sociedades extranjeras y los patrimonios autónomos afectos a la realización de actividades empresariales.

Los destinatarios de este régimen transitorio podrán tramitar la negociación de emergencia ante la Superintendencia de Sociedades o jueces civiles, o podrán optar por iniciar un procedimiento de recuperación empresarial en las Cámaras de Comercio y su vigencia será de 2 años, es decir hasta el 15 de abril de 2022.

Durante el término de negociación, se suspenderán los procesos de ejecución, de cobro coactivo, restitución de tenencia y ejecución de garantías en contra del deudor.
Además de lo anterior, en caso que no se logre suscribir un acuerdo a través del tramite del Decreto 560, el deudor podrá solicitar su admisión al proceso de reorganización ordinario de la Ley 1116 de 2006.

Igualmente, el deudor podrá vender, sin autorización del Juez del Concurso, activos fijos no necesarios para el giro ordinario del negocio, que no superen el valor de esas acreencias ni excedan el cinco por ciento (5%) del total de su pasivo.

Al igual que el Decreto 560, el Decreto 772 denominado de insolvencia abreviada y liquidación simplificada, expedido con posterioridad, trae importantes beneficios para las empresas en crisis económica, pero este ultimo está dirigido a compañías cuyos activos no superen los 5.000 salarios mínimos legales mensuales, con la diferencia que si este fracasa, el deudor no podrá intentarlo por en trámite de la Ley 1116 de 2006, dado que en ese evento el Gobierno determinó que se dará tramite a la liquidación del patrimonio de la empresa.

Además de los mencionados, estos decretos de emergencia traen otros beneficios adicionales para el sector empresarial que atraviesa situaciones de crisis económica generados por el covid-19.

Recuerde que, en MoralesArias estamos atentos a atender sus inquietudes y asesorarle en todo el trámite del proceso.

Área Insolvencia Empresarial – MA&AA

Nuestro propósito es convertirnos en su aliado jurídico, a través del tranquilo y constante desarrollo de su actividad empresarial, generadora de nuestra búsqueda de la excelencia.

Póngase en contacto con nosotros hoy para una consulta gratuita.

Boletin informativo

Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Abrir chat
1
Hola, ¿podemos apoyarle?